Menu

Contenidos

Chilca

La Chilca o también llamada Chilcuara o Jara Amarilla es un arbusto silvestre originario de las zonas templadas y secas muy cercanas a ríos o lagos de américa, en donde el ambiente y la tierra son lo suficientemente aptos para el crecimiento y desarrollo de esta planta terapéutica.

Chilca

Para que Sirve

El uso que se le da a la Chilca es únicamente medicinal ya que esta planta ha sido investigada y usada por comunidades ancestrales para tratar algunos de los trastornos digestivos más frecuentes, así como otras dolencias que afectan frecuentemente a este tipo de comunidades.

Industrialmente, se han creado cremas y pomadas para tratar inflamaciones y dolores musculares que afectan a deportistas de alto rendimiento.

Los beneficios de la planta de Chilca parten del compuesto activo que se encuentra en sus hojas, el cual se extrae en los laboratorios mediante una infusión de alcohol acompañada de otros procedimientos químicos que no dañan el compuesto.

Se debe mencionar que las investigaciones hechas a la planta únicamente han sido desarrolladas para comprobar el uso tópico y no para uso oral, aunque en muchas de las comunidades usen las hojas para hacer bebidas que son consumidas por niños y adultos sin haber mostrado una reacción desfavorable aparente a esta bebida.

Teniendo en cuenta estos aspectos, pasamos a mostrarte los beneficios y propiedades que se le atribuyen a la planta de Chilcuara.

Beneficios y Propiedades Medicinales

Analgesico

El cataplasma o crema de Chilca permite aliviar los dolores musculares y lesiones generadas por un excesivo esfuerzo físico o por movimientos bruscos que pueden causar lesiones en los músculos y articulaciones.

Antinflamatorio

De igual manera, permite desinflamar la zona en la que se ha generado algún tipo de lesión muscular, así como esguinces o torceduras de los ligamentos.

Reumatismo

Aunque este beneficio no ha sido comprobado totalmente, se tiene la creencia de que el compuesto activo podría beneficiar a las personas con esta enfermedad debido a que esta afección se caracteriza principalmente por una inflamación, dolor y degeneración de los músculos.

Lastimosamente, por falta de investigación no se puede afirmar que la planta sirva para esta enfermedad.

En resumen, el uso terapéutico de la chilca es preferentemente tópico mediante cremas o pomadas para las torceduras, esguinces, dolores musculares y cualquier tipo de dolencia propia de los músculos, ligamentos, tendones entre otros.

Contraindicaciones

Piel sensible y alergias

Por ahora, las únicas contraindicaciones sobre el uso tópico de la Chilca es la piel sensible y las posibles alergias a los componentes de la planta.

Usualmente, puedes encontrar otras contraindicaciones en las cremas que se producen de manera industrial ya que estas contienen otros compuestos que podrían afectar a personas con otros tipos de alergias o con pieles sensibles a los compuestos de la crema.

Preguntas Frecuentes

¿Sirve para la Gastritis?

Aunque esta es usada para tratar problemas digestivos en las comunidades, no existe ninguna investigación que demuestre que la chilca se pueda usar para tratar la gastritis

¿Cómo se la prepara?

Para preparar el cataplasma deberás lavar las hojas con abundante agua y colocarlas en un mortero o en un plato hueco en que le puedas moler las hojas.

Al realizar este procedimiento, agrega un poco de agua caliente para que la hoja libere todos los componentes activos y, además, para que la pasta adquiera una textura similar a la de una crema.

Finalmente, puedes colocar el cataplasma en una tela delgada y aplicarlo sobre la zona afectada, de manera que el líquido del cataplasma se filtre por la tela y cubra la zona de la inflamación.